el diseño de una vida.
El partido de Tigre vio nacer a Darío Arbina. Miembro de una familia tipo, ya a los 4 años Darío garabateaba sus primeros bocetos de diseño indumentario. Criado en un ambiente donde desfilaban sus tías por su vida cotidiana, por un lado, y los actores de la serie “Dinastía” en la ficción, por el otro, él siempre prestó atención cómo se vestían quienes estaban a su alrededor. Con el correr de los años, la actriz Leonor Benedetto, con sus personajes, se erigió como su ícono emblemático de mujer y de estética.
Siendo un adolescente, a lo largo del colegio secundario, presentaba sus diseños en cuanta oportunidad encontrara. Con 18 años comenzó la carrera de Diseño Indumentario y Textil en la Universidad de Buenos Aires, pero luego de 3 años se cambió a la Universidad de Bellas Artes, donde cursó 2 años. Allí incursionó y explotó su otra pasión: la pintura. De esta forma, la creación de cuadros y diseños indumentarios, inspirados por las formas y la estética más delicada, siempre fueron de la mano junto con la desbordante sensación de querer crear incesantemente. Finalmente, se recibió de diseñador indumentario en el Instituto de Arte y Diseño Ditirambo.
Su primera experiencia laboral en el mundo de la alta costura fue en Chez Rita. Profundizó sus conocimientos observando y comprendiendo la importancia del diseño siguiendo a las grandes figuras del mundo de la moda internacional, como Oscar de la Renta, Carolina Herrera y Channel.
El comienzo del milenio lo encontró mudándose al barrio porteño de Núñez, donde abrió su primer atelier independiente en un Petit Hotel. Y fue así como en 2002, el Hipódromo de San Isidro fue el escenario donde Darío por fin presentó su primera colección sobre una pasarela. Al año siguiente decidió cambiar de locación y aún hoy recibe a modelos y clientas en su boutique de Vuelta de Obligado 4018, en el mismo barrio.
Desde 2004 y hasta la fecha, forma parte del evento anual más importante que se organiza en esta Ciudad: BAAM, Buenos Aires Alta Moda, donde tienen lugar las principales figuras del ambiente. Y a partir del año siguiente, empezó a ser convocado para participar de los más imponentes desfiles para presentar sus colecciones, entre las que se pueden mencionar Inmaculada, Sirenas, Eternamente Enamorada, Chic, Red Carpet, Profunda Obsesión, Cisne Negro y Ángel o Demonio.


Cabe destacar que en 2011 fue invitado por Cancillería para presentar en Milán, Italia, su colección Cisne Negro. En su presentación de esta colección en el BAAM, Arbina no sólo brilló sobre la pasarela, sino que además decoró las paredes del salón San Isidro del Hotel Sheraton de Buenos Aires, ya que los cuadros de arte figurativo pintados en acrílico también fueron creación del diseñador.
En las diferentes convocatorias las modelos más hermosas a nivel nacional e internacional lucen sus diseños con extrema elegancia. Entre ellas se pueden citar Dolores Barreiro, Ingrid Grudke, Nicole Neumann, Cinthia Garrido, Zaira Nara y Andrea Abrego.
Darío Arbina da vida a vestidos de fiesta, cocktail, novias y madrinas, tanto cortos como largos, siendo su primordial objetivo exaltar la máxima femineidad y así lograr que cada mujer se sienta realmente hermosa y única.
Sus obras son todas hechas a mano y entre las telas utilizadas se encuentran organza, shantung, gasa de seda natural, satén, crepe satén y sedas naturales, así como la confección de corsets internos a fin de enmarcar la cintura y realzar la silueta. Asimismo, con el complemento de los encajes y volados los vestidos obtienen delicados e incomparables detalles.
Su colección Ángel o Demonio fue otra demostración de la importancia que tiene pintura en la vida del diseñador, ya que cobró un rol protagónico al presentar varias prendas pintadas a mano con la meta de fusionarla con el bordado también artesanal.
Resaltar las curvas, estilizar la figura y hacer florecer la belleza más profunda de cada mujer es lo que Darío Arbina logra con cada uno de sus diseños. Piezas exclusivas, sublimes y trabajadas a mano de manera meticulosa, con originales combinaciones de géneros y colores, son las que integran las diferentes colecciones con las que el diseñador sorprende y deleita cada temporada.